I looove Rock & Roooll!! o… ¿Claro de Luna de Beethoven?: ¿Qué estilo de música le agrada a los perros?

Escuchar música es una actividad altamente gratificante para nosotros, los humanos. La Ciencia nos dice que, por ejemplo, cuando escuchamos una melodía que nos agrada, liberamos sustancias químicas (como la dopamina) que están relacionadas con el placer y el sistema de refuerzo del comportamiento. Pero no vamos a hablar ahora de nosotros, porque la estrella de este blog son esos animalitos de cuatro patas que nos acompañan desde hace miles de años: si…los perros!

¿Alguna vez te has preguntado si ciertas melodías tienen algún efecto similar en los perros? ¿Tendrá mi perro alguna inclinación musical (por así decirlo) hacia algún estilo? Vamos a ver que nos dice la Ciencia sobre este tema 👀 👇

En una revisión sistemática recientemente publicada sobre los efectos de la música en los perros, los autores recopilaron los trabajos que hay hasta el momento sobre los beneficios de la música en esta especie. La mayoría de los estudios fueron realizados con perros que viven en refugios/centros caninos o en perros que asisten a consulta en clínicas veterinarias (situaciones generalmente estresantes para nuestros amiguitos de cuatro patas). Así, los objetivos de dichos trabajos apuntaron a mejorar la calidad de vida en este tipo de poblaciones a través del enriquecimiento ambiental auditivo. 

De los 9 estudios que se recopilaron, la mayoría evaluó respuestas conductuales, como por ejemplo nivel de actividad y vocalizaciones (que suelen utilizarse como indicadores de niveles de estrés). Además, en algunos se evaluaron respuestas fisiológicas, como variabilidad de la frecuencia cardíaca o niveles de cortisol (también indicadores de estrés).

El procedimiento fue exponer a los perros a diferentes estímulos auditivos: dentro de los estímulos musicales y según cada estudio se los expuso a sesiones de música clásica, pop, reggae, soft rock y TADE (por sus siglas en ingles: Through a dog‘ear, que es una lista de música especialmente preparada para perros), entre otras. Por otro lado, también se expuso a sesiones de conversaciones humanas (radio), audiobook o sonidos ambientales, como método de control. 

Vamos al grano..¿qué encontraron estos estudios? La mayoría de los trabajos mostraron que la exposición a la música provocaba cambios en sus conductas, donde la música clásica produjo un efecto calmante en comparación con los controles y otros estilos musicales. Específicamente, los animales pasaban más tiempo echados, descansando o durmiendo y menos tiempo vocalizando o parados. Además, en un trabajo la respuesta inicial a la música provocó una reducción de la frecuencia cardíaca media. Sorpresivamente, la música específica para perros (TADE) en los 5 estudios no produjo los mismos efectos que la música clásica. 

¿Qué ha pasado con los demás estilos musicales evaluados? Parece ser que los perros no son tan “rockeros” como somos algunos de los miembros humanos de la familia, digamos que no les apetecería mucho acompañarte a un concierto de Metallica 🎸🎸🎸🎸, al menos si hablamos de estas poblaciones. Específicamente refiriéndonos al heavy metal, este estilo de música provocó mas ladridos y body shaking (sacudidas del cuerpo), consideradas indicadoras de estrés. Por otro lado, en el único estudio que evaluó el efecto del soft rock y reggea, los efectos se reflejaron en las medidas de frecuencia cardíaca, indicando disminución del estrés. Sin embargo, con respecto a los diferentes estilos musicales, hasta el momento no está claro qué características son las responsables de estos cambios. 

Por otro lado, dentro de lo que engloba la música clásica tampoco se sabe el efecto de su gran variabilidad, porque está claro que no es lo mismo la 5ta de Beethoven que la dulce melodíade la Sonata Claro de Luna. Por esto, los autores remarcan que hay que considerar el tono, ritmo y volumen, como así también el instrumento que la interpreta. Por ejemplo, en uno de los trabajos donde se evaluó el efecto de la música clásica, se seleccionaron aquellas que contenían tempo lento y tono bajo (de la Colección de 300 clásicos favoritos que contiene temas de Verdi, Tchaikovsky, Chopin, Vivaldi, etc).

Por otra parte, un resultado interesante de uno de los estudios fue que la reproducción de audiolibros 🎤 📖 provocó un efecto calmante en perros de un refugio en comparación con música clásica y TADE. Tal vez, en estas poblaciones específicas la carencia de interacción frecuente con las personas haya provocado en los perros la preferencia de escuchar hablar a un humano en lugar de escuchar música (¡es que los humanos somo fuertes reforzadores sociales para ellos!).

Por último, algo muy importante parece ser la variabilidad de las reproducciones, ya que la mayoría de los trabajos en que se encontraron efectos positivos de la música, no se mantuvieron por varios días, sugiriendo que los perros se habituaban a la misma lista de reproducción que escuchaban día tras día. Por esto, algunos autores proponen variar las listas de reproducción e incluso los estilos de música que produjeron algún efecto positivo en el bienestar de los perros.

Resumiendo, parece ser que cierto estilo de música clásica provoca en perros de refugio y que visitan clínicas veterinarias, un efecto calmante. Pero no está todo dicho! Hay mucho más por estudiar en esta línea, por ejemplo, ¿que efecto provoca la música en perros que no están expuestos a situaciones estresantes?, ¿provoca el mismo efecto un audiobook en perros que viven en refugios que en perros que viven como un miembro más de la familia humana?, ¿es lo mismo interpretar un tema musical con un instrumento de viento que uno de cuerda?, ¿y si se comparan diferentes estilos musicales con mismo tempo y tono?, ¿existen preferencias individuales de cada perro hacia diferentes estilos musicales como pasa en humanos?

Y…aquí termino, dejando estas preguntas abiertas para que algún colega científico las pueda tener en cuenta…😉 porque mucho hay por indagar en la Ciencia de los cánidos!

🐕🐕🐕🐕🐕🐕 🎶🎶🎶🎶🎶🎶🎶

Hasta la próxima melodía!! Digo…hasta la próxima entrada!

Referencias:

– Bowman, A.; Dowell, F.J.; Evans, N.P.; Scottish, S. (2015). Four Seasons in an animal rescue centre; classical music reduces environmental stress in kennelled dogs. Physiology & Behavior,143, 70–82. 

– Bowman, A.; Dowell, F.J.; Evans, N.P.; Scottish, S. (2017). The effect of different genres of music on the stress levels of kennelled dogs. Physiology & Behavior, 171, 207–215. 

– Lindig, A.M.; McGreevy, P.D.; Crean, A.J. (2020). Musical Dogs: A Review of the Influence of Auditory Enrichment on Canine Health and Behavior. Animals, 10, 127.

– Salimpoor VN, Benovoy M, Longo G, Cooperstock JR, Zatorre RJ (2009) The rewarding aspects of music listening are related to degree of emotional arousal. PloS ONE, 4, e7487.

“Perros con Ciencia”, por Gabriela Barrera

Deja una respuesta