Miedo a los petardos ¿Qué hacer en el momento en que se oyen los estallidos?

Si por la razón que sea no has podido realizar con tu perro una habituación a ruidos intensos, aquí te comentaré algunas estrategias basadas en estudios científicos sobre qué puedes hacer para mitigar el ruido y disminuir (en la medida de lo posible) el miedo que tu perro tiene a los estallidos de los petardos.

El miedo es una emoción altamente adaptativa porque permite a los individuos reaccionar adecuadamente ante una amenaza. Es una emoción natural. Sin embargo, cuando la reacción es exacerbada se la denomina fobia y ya no resulta adaptativa. 

Las causas de estas respuestas pueden deberse a diferentes factores, como por ejemplo, una pobre socialización, cierta predisposición genética, experiencias negativas durante la vida, etc. No me detendré a describir cada una de ellas porque no es el punto de este post, sino que seguiré con esta pregunta:

¿Por qué es tan frecuente el miedo/fobia a petardos en perros?

Aquí me voy a poner un poquito técnica, porque la alta frecuencia de perros temerosos a los petardos tiene que ver en gran parte, con las características del estímulo sonoro (el petardo en sí). Por un lado, este estímulo tiene una intensidad muy fuerte y por otro los estallidos son intermitentes (no hay un tiempo prolongado y progresivo, en intensidad, a la exposición) y a la vez, no se pueden predecir. Estas características hacen que el animal no se habitúe al ruido y por el contrario, que se sensibilice. Estos dos conceptos (habituación y sensibilización) son conceptos técnicos del denominado aprendizaje no asociativo. Saber las características generales de estos dos tipos de aprendizaje serán claves para una adecuada intervención de las fobias (ej: desensibilización sistemática y contracondicionamiento).

¿Cuáles son las conductas frecuentes que podemos ver cuándo un perro tiene miedo o fobia? 

Específicamente en miedo/ fobia a petardos podemos observar diferentes comportamientos de afrontamiento tanto pasivas como activas. Algunos estudios indicaron que algunos perros reaccionaban a los ruidos intensos aumentando su actividad y otros disminuyéndola. 

De este modo, podemos encontrar comportamientos activos como por ejemplo, intenta huir, esconderse, dar vueltas, ir y venir, intentar cavar pozos, rascar, saltar, ladrar. Por otro lado, a nivel pasivo podemos encontrar postura de freezing (quedarse congelado e inmóvil), cuerpo tenso, posición agachada, orejas hacia atrás, además de jadeo o temblores y/o exceso de salivación en casos de un intenso temor.

Sabiendo esto, vamos al punto principal. Lo ideal sería trabajar semanas (incluso meses en casos más complejos) antes del período en donde sabemos que va a haber alta frecuencia de petardos (ej. fiestas de Fin de año, fiestas específicas de cada localidad, etc). Sea por el motivo que sea, si ya estamos sobre la fecha de estas fiestas, no podemos trabajar en una intervención, sino que hay que intentar mitigar en lo que podamos la intensidad de los estallidos y tratar de acompañar al perro a través de diferentes estrategias que puedes realizar en el momento. 

Las estrategias que puedes llevar a cabo son: 

Modificación del ambiente

Proporciona un lugar de refugio, de escondite. Intenta minimizar el ruido cerrando ventanas.

La música ayuda a mitigar el ruido. Además para un efecto relajante, elige música clásica. Pero ¡Ojo! No cualquier música clásica. La música que tuvo efecto relajante en estudio con perros de refugio fue la que tenía un tempo lento y tono bajo interpretada por un sólo instrumento, por ejemplo el piano. Y una curiosidad, los audiolibros proporcionaron también efectos relajantes en perros de refugio. (Si quieres saber más sobre música y perros puedes leer en este blog este artículo :).

Apoyo emocional

Es importante que si tu perro busca apoyo y estar cerca tuyo en ese momento, no se lo niegues. Si lo acaricias no estas reforzando el miedo. Por el contrario, proporcionarle apoyo emocional le ayudará a sobrellevar la situación. Los tutores somos su amortiguador social en situaciones de estrés (social buffering), somos su base segura, así como una madre o padre es la base segura de su bebé. (Si, es un dato bellísimo, con un importante apoyo de evidencia científica).

Un tip en cuanto a las caricias: se recomienda que estén acompañadas de una voz suave, tono bajo y caricias largas.

Juguetes que relajan

Si el miedo no es muy intenso, puedes facilitarle juguetes que tienden a relajar, como por ejemplo, masticables para perros, alfombra de olor, juguetes de relleno, alfombras para untar, etc. (todos estos elementos existen en el mercado y puedes consultar cuál sería el indicado para tu perro según el tamaño, la edad y la mordida).

Otras estrategias  

En cuanto a las estrategias que mencionaré a continuación aún no hay datos concluyentes de su efectividad, es decir, se necesita más investigación para estudiar la efectividad de cada una de ellas y la especificidad en situaciones de miedo no social a ruidos intensos, como son los petardo. 

De todos modos, a pesar de que se necesitan más estudios, las mencionaré, ya que pueden ayudar en algunos casos (junto a las otras estrategias mencionadas anteriormente).

Una de ellas son la feromonas de apaciguamiento (Dog appeasing pheromone, DAP). Estas se encuentran en spray, collares y difusor. Otros elementos son los aromas con propiedades tranquilizantes (lavanda, coco, jengibre y valeriana. Ej: en difusor ambiental de aceite de lavanda, no aerosol). Los estudios con estos elementos se realizaron con perros de refugio y no específicamente en intervenciones a ruidos, de todos modos, se han encontrado algunas evidencias de que estos aromas provocaron efectos relajantes en estos perros. Por último, aunque con menos apoyo científico se encuentran los chalecos calmantes (pressure vest), especialmente diseñados para realizar una suave presión en el cuerpo, aunque no están claros los efectos en la reducción del miedo (se encontró en algunos perros que reducía el freezing). De todos modos, habría que observar cada caso, realizar una habituación previa al chaleco y consultar con un/a profesional.

No comentaré otras estrategias alternativas ya que, o han tenido efectos negativos, o el porcentaje de efectividad que se ha encontrado es el mismo que el que se esperaría encontrar con placebo, es decir, no tienen apoyo de evidencia científica. 

Farmacología

Comienzo el párrafo diciendo: Consulta con el/la veterinario/a. Para casos de perros que tengan un intenso temor, es decir una fobia, puedes consultar con tu veterinario/a la posibilidad de administrar a tu perro, en esos días críticos, algún ansiolítico de uso veterinario (NO sedante, ya que estos sedan pero no reducen la percepción del temor y además impiden la reacción. Es como estar atrapados con toda la activación fisiológica que provoca un miedo intenso pero no poder reaccionar). Cierro el párrafo diciendo: Consulta con el/la veterinario/a.

Por último, ten en cuenta para los paseos utilizar un buen arnés, salir en horarios donde sepas que va a haber menos frecuencia de petardos y por calles más tranquilas. Y algo que es obvio, pero que no dejaré de decirlo: no riñas a tu perro por no querer pasear, caminar, etc…

Para próximos eventos donde sabes que habrá pirotecnia, consulta con anticipación con un/a profesional del área de comportamiento canino para realizar una INTERVENCION ADECUADA, para que tu perro se habitúe a estos ruidos intensos un buen tiempo antes de que esté expuesto a ellos. 

¡Espero que este post te haya resultado útil! 

Si quieres que te ayude con tu perro, no dudes en consultarme! Desde EtoCanis me pongo a tu disposición!  

WhatsApp / Telegram: 662485708

e-mail: info@etocanis.com

Referencias

Gähwiler, S., Bremhorst, A., Tóth, K. et al. Fear expressions of dogs during New Year fireworks: a video analysis. Sci Rep 10, 16035 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-72841-7

Pekkin, A.-M., et al., The effect of a pressure vest on the behaviour, salivary cortisol and urine oxytocin of noise phobic dogs in a controlled test. Appl. Anim. Behav. Sci. (2016), http://dx.doi.org/10.1016/j.applanim.2016.09.003

Riemer, S. (2020). Effectiveness of treatments for firework fears in dogs. Journal of Veterinary Behavior-clinical Applications and Research, 37, 61-70.

Uccheddu, S., Mariti, M., Sannen, A., Vervaecke, H., Arnout, H., Gutierrez, R. J., Haverbeke, A., & Gazzano, A. (2018). Behavioural and cortisol responses of shelter dogs to a cognitive bias test after olfactory enrichment with essential oils. Dog Behavior, 2, 1–14. https://doi.org/10.4454/db.v4i2.87

Wells D. L. A review of environmental enrichment for kennelled dogs, Canis familiaris. Appl. Anim. Be- hav. Sci. 2004; 85: 307-317, doi:10.1016/J.APPLANIM.2003.11.005.

“Perros con Ciencia” por Gabriela Barrera – EtoCanis

Deja una respuesta